Noticias

Instagram evoluciona: de opcional a obligatorio para empresas

N7 - Instagram evoluciona, de opcional a obligatorio para empresas

En 2010, pleno boom de la revolución social media, nació una nueva red llamada Instagram. En principio su función era sencilla: subir fotos y aplicarles filtros que las mejoraban. Con el tiempo aquella sencilla idea se transformó en una gigantesca mole que mueve miles de millones de euros cada año. Comprada por Facebook en 2012, esta plataforma ha pasado de ser un simple escaparate de selfies a convertirse un canal imprescindible para cualquier marca que cuide su estrategia de comunicación online.

Son mil y una las opciones para comunicar que dispone la gestión adecuada de esta aplicación que ya cuenta con unos 15 millones de usuarios en España y casi 1.000 en todo el mundo. Sus desarrolladores lo han visto claro y poco a poco están introduciendo cambios orientados a las marcas, con un buen puñado de ventajas a la hora de establecer una correcta gestión y planificación de contenidos.

La revolución que han introducido sus “Stories”, (publicaciones con fecha de caducidad, copiadas de Snapchat todo sea dicho) han supuesto un antes y un después en la forma de relacionarse en redes sociales sobre todo entre el público más joven que, a modo de diario, comparte muchas más actualizaciones aquí que en Facebook o Twitter. Algo que puede ser utilizado por los cada vez más numerosos anunciantes que apuestan por invertir en este medio.

El último paso se ha dado con Instagram Shopping, la nueva funcionalidad que está llamada a competir con el resto de opciones de compras online que ya existen en internet.

Tal como ya contamos en su momento sobre Google My Business, desde nuestra agencia buscamos siempre las mejores opciones para el marketing y comunicación online de nuestros clientes. Por ello creemos firmemente que comenzar a usar Instagram para empresas es una decisión acertada, recomendando que forme parte de la estrategia sea cual sea el público objetivo de la misma. Antes esta plataforma tenía un marcado componente visual, lo que la hacía recomendable exclusivamente para un nicho concreto de marcas. La cosa ha cambiado.

Ha llegado el momento de darle cariño a Instagram, es muy probable que te lo devuelva con creces.