abril 27, 2021

‘Restyling’: Renovarse o morir

La revolución tecnológica y digital que estamos experimentando, tanto a nivel personal como empresarial nos empuja a considerar, aceptar y adaptarnos a los nuevos comportamientos de los usuarios, clientes y a la sociedad en general. (...)

El tiempo pasa y el mundo cambia a pasos agigantados. La revolución tecnológica y digital que estamos experimentando, tanto a nivel personal como empresarial, nos empuja a considerar, aceptar y adaptarnos a los nuevos comportamientos de los usuarios, clientes y a la sociedad en general. Del mismo modo, nos veremos obligados a actualizar nuestra imagen corporativa y a considerar las nuevas formas de comunicación que nos hagan más visibles y modernos en el entorno actual.

El logotipo es el signo gráfico que identifica a tu negocio, es tu carta de presentación, ya que es la primera imagen que recibe una persona sobre ti cuando te conoce por primera vez. Y, no hay nada como una primera buena impresión, ¿verdad? Al igual que las personas nos adaptamos a las nuevas modas, las empresas también deben adaptarse a los nuevos tiempos para sostenerse en un entorno altamente competitivo. 

Si echamos la vista atrás, vemos que prácticamente todas las grandes empresas, como Zara, Apple e infinitas más, han ido cambiando su logo con el paso de los años.

¿Qué es un ‘restyling’?

El ‘restyling’ se define como el cambio físico y visual que recibe tu imagen corporativa, afectando únicamente a su exterior, como por ejemplo los colores, la tipografía, las imágenes o incluso el packaging.

No debe confundirse con el ‘rebranding’. Este término afecta al corazón de la marca, es esencial emplearlo en aquellos casos donde es necesario reconducir la filosofía, los valores y la estrategia de la identidad visual.

¿Cuándo necesito un rediseño?

Al igual que ocurre con la moda, en el mundo de las marcas también existen tendencias que van cambiando según la época y hay que estar al día para no quedarse atrás. 

Un ‘restyling’ es necesario cuando tu imagen corporativa se queda anticuada u obsoleta. Es decir, cuando tu empresa crece y evoluciona debe ir acompañada de una imagen y una identidad que refleje su crecimiento y su fuerza, desembocando en una reestructuración o adaptación de su carta de presentación.

Esto no es tarea fácil pero sí esencial. Estas modificaciones afectarán a la percepción visual de tu marca en los clientes, pero no hay que tenerle miedo; sino que hay que apostar por el cambio, que visualice que estáis en el mercado.

¿Cómo doy el primer paso?

Para esta tarea es recomendable confiar en profesionales del diseño gráfico. En nuestra agencia somos expertos en adaptar, actualizar y modernizar una identidad ilustrativa para dar coherencia y homogeneizar la presencia online de tu negocio. Es un pilar muy importante a tener en cuenta que nos da apoyo en diferentes plataformas comunicativas para empresas como la web, redes sociales, firmas de correo electrónico, cartelería, etc. 

Contar con un diseño gráfico acorde con el momento de relevancia que cobra el mundo digital en las empresas es fundamental para obtener una imagen global de confianza para nuestra audiencia. 

×